¡Escándalo! los datos del CGPJ muestran cómo la ley criminal del PP perpetua la emergencia habitacional

La ley criminal del PP perpetua la emergencia habitacional. La PAH exige la aplicación urgente de las tres medidas de mínimos de la ILP

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre ejecuciones hipotecarias y desahucios del primer trimestre de 2014 suponen una nueva evidencia de la situación de emergencia habitacional que estamos sufriendo y de la inutilidad de las medidas aprobadas por el PP para resolver esta situación. Las casi 550.000 ejecuciones hipotecaria iniciadas desde 2007 hasta hoy son el reflejo de una ley hipotecaria injusta y caduca que sobreprotege a las entidades financieras las cual, con la connivencia de los sucesivos gobiernos de PPSOE, permite que éstas sigan manteniendo sus privilegios a costa de empobrecer a la ciudadanía.

En los tres primeros meses de 2014 se han iniciado 24.226 ejecuciones hipotecarias, esto supone casi 3.000 ejecuciones hipotecarias más que en el mismo período del 2013. En el caso de los desahucios, las cifras son igual de escandalosas: 18.492 desahucios en el primer trimestre de 2014, un ínfimo 5% menos respecto a los tres primeros meses de 2013. Sin embargo, si miramos las cifras en detalle, se puede apreciar como los desahucios hipotecarios se incrementan en un 6% respecto al mismo periodo del 2013, mientras que los de alquiler disminuyen un 11%. Una vez más, Cataluña ocupa el vergonzoso primer lugar en número de desahucios , seguida de Andalucía y la Comunidad Valenciana.

El drama de los desahucios es la cara más inhumana de la crisis, y sin embargo, aun a día de hoy los datos oficiales sobre desahucios siguen siendo pésimos, insuficientes e inexactos. Teniendo en cuenta la gravedad de la problemática y la alarma social generada, lo mínimo que debería garantizar un estado de derecho son unos datos fiables. Sin embargo, a día de hoy, la estadística del CGPJ sólo puede informar a nivel cuantitativo. La pésima calidad de los datos se evidencia en el hecho de que los datos de ejecuciones y desahucios no coinciden en número, porque muchas familias, al verse en un callejón sin salida, “se autodesahucian”, por lo que no es necesario tramitar una orden judicial de lanzamiento. De esta manera miles de desahucios se producen sin que consten en las cifras oficiales.

A pesar de la mala calidad de los datos, estos demuestran que, tal como viene denunciando la PAH, la Ley 1/2013 aprobada por el Partido Popular, mal llamada de “medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social”, no tenía ninguna intención de solucionar el problema de las personas afectadas por la estafa hipotecaria. Los criterios claramente restrictivos de la ley dejan fuera a la inmensa mayoría de la gente afectada y principalmente tenía como prioridad que se firmaran refinanciaciones a toda costa. El objetivo de la ley 1/2013 no era otro que, por un lado, continuar protegiendo los intereses de la banca, y por otro, realizar un lavado de cara al PP justo después de haber sido el único partido del arco parlamentario que votó en contra de la ILP de la PAH con 1.5 millones de firmas y el apoyo de una amplia mayoría ciudadana. Recordamos que estamos hablando de familias a las que se les priva de un derecho fundamental como es la vivienda. Familias a las que se las condena al sufrimiento y a la muerte civil por quedar endeudadas de por vida

Desde la PAH seguiremos denunciando la connivencia entre PP y entidades financieras, dos caras de un mismo Gobierno que vulnera sistemáticamente el derecho a la vivienda. Los escraches de la PAH durante la campaña de las elecciones europeas han sido un ejemplo de que no vamos a dejar que nunca mas se gobierne de espaldas a las necesidades de la gente. Que tomen buena nota. Ha comenzado un ciclo electoral que culminará en las elecciones generales de 2015 y cualquier partido que aspire a gobernar va a tener que demostrar si está con la gente y por el derecho a la vivienda o con los bancos y su negocio.

Desde la PAH exigimos la aprobación de la ILP y sus tres medidas de mínimos: dación en pago retroactiva, paralización de los desahucios y creación de un parque de alquiler social, con los edificios vacíos que están en manos de la banca y de la SAREB, a día de hoy inexistente, porque se prioriza la funcion lucrativa y especulativa del parque de viviendas.

Resumen de los datos

Ejecuciones hipotecarias

1er trimestre 2013:  21.272
4º trimestre 2013:     24.076
1er trimestre 2014:  24.226

Ejecuciones hipotecarias desde 2007: 547.966

Lanzamientos:

1er trimestre 2013:  19.468
Hipoteca:    7.300
Alquiler:     11.238

4º trimestre 2013: 17.205
Hipoteca:    7.215
Alquiler:        9.229

1er trimestre 2014: 18.492
Hipoteca:    7.718
Alquiler:      9.948

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *